Skip to content

Método Konmari: Cambiando mi Vida a través del Orden

El método Konmari es una herramienta poderosa para poner en orden las posesiones en el hogar y en las oficinas, que además tiene el potencial de cambiar vidas. El objetivo del mismo, según su creadora Marie Kondo una japonesa de 34 años, es dar felicidad a las personas a través del orden.

En esta ocasión, entrevistamos a Carla Georgina González Valverde, Coach Ontológico y Asesora Personal de este fabuloso método que llega a Santa Cruz a poner orden en nuestras pertenencias físicas y también en el trabajo interno desde el Ser.

1.- Cómo llegas a conocer el método Konmari y qué te impulsa a llevarlo a hogares cruceños?
Conocí el Metodo Konmari a través de una amiga que vio la serie en Netflix y que sabía de mi gusto por el orden, así que no dudo en contarme de este método que le había parecido fantástico; a mi me sorprendió mucho que ella me hable de orden porque no era su fuerte, pero días después de esta primera conversación me pasó fotos de sus cosas en su dormitorio y eso ya fue como para tomarle más atención, así que le pedí que venga a casa y me ayude a hacerlo. Lo que más me llamó la atención fue que a diferencia del famoso policía que hacía cada cierto tiempo, eligiendo lo que iba a regalar… con este método elegí las cosas que sentía me daban felicidad y esas conservé.
Fueron dos días de caos en mi dormitorio, la primera noche no pude ni dormir ahí por las cosas que todavía quedaban, pero cuando pude ver el resultado final, la sensación de liviandad fue tan clara que a los pocos días me dije a mi misma… «Carla a vos que te gusta tanto ordenar, que tienes conocimientos de coaching, no puedes quedarte con esta información y no pasarla a los demás, esto es lo tuyo!».
Pocos días después le dije a mi hermana que me haga un flyer para publicar en Facebook y Whatsapp y así comenzó mi camino de ayudar a las personas a cambiar sus ambientes primero y como consecuencia su vida.
2.- Consideras que este método es aplicable a una cultura latina?
Es un método aplicable para cualquier cultura en el mundo entero, básicamente porque su misión es dar felicidad a las personas a través del orden como lo propone su creadora y me parece que el objetivo de todos los seres humanos en cualquier lugar del mundo es encontrar la felicidad.
3.- En lo personal, cuáles fueron tus grandes descubrimientos una vez aprendido y tomado en conciencia este método?
A medida que puse en práctica el método en mi casa, fui tomando conciencia de una frase que a veces suena muy cliché, pero que en realidad es totalmente verdadera “Como es afuera, es adentro”.
A medida que fui viviendo en esta rutina de orden a la que te lleva el método, mi interior comenzó a buscar la manera de organizarse; tuve el valor de hacer llamadas que tenía pendientes, actividades que tenía planificadas y no había llevado a cabo se dieron fácilmente, sincronías mágicas sucedieron y mi vida completa cambió. Incluso lecciones que no había integrado completamente del programa de Coaching que hice el año pasado terminaron su proceso y se asentaron en mi ser.
Descubrí que el orden es mucho más que solo objetos dispuestos de una u otra manera en un closet o un estante, va mucho más profundo, a mi me llevó a encontrar mi misión en la vida, lo que tanto había buscado a través de los años.
Vivir en un ambiente donde todo lo que ves es agradable para ti, mueve cosas en tu interior que te llevan a cambiar, así que en resumen la palabra que más puede resumir este proceso es… CAMBIO.
4.- Qué piensas sobre la frase, los objetos tienen alma?
No es que los objetos tengan alma, los objetos tienen el alma que nosotros le damos a través del valor que ponernos en ellos y esto depende del contacto que tenemos con ellos mientras están con nosotros.
Marie Kondo en su libro “La Magia del Orden” dice: qué valor puede tener una blusa en el último lugar en la fila al fondo de tu closet, si ni siquiera la ves? No importa si te la dio tu esposo cuando eran novios o es un recuerdo de un viaje muy especial o lo que fuera, si no estamos en contacto directo con nuestras posesiones estas pierden su valor, es algo así como si no estuvieran… como si no tuvieran alma.
5.- Cómo consideras la afirmación de muchos artistas innovadores, que el desorden nos invita a la novedad, a romper con lo establecido, a hallar nuevos estímulos, retos, etc.?
Yo he sido una mujer ordenada toda mi vida, incluso en muchas ocasiones el orden camuflaba mi caos interior y esto lo he podido hacer consciente recién ahora que he comenzado a vivir el orden interno de una manera más consciente.
Al contrario existen personas que han vivido en caos o en desorden y han llevado una vida ordenada en otros aspectos.
Por mi experiencia puedo decir que sin caos no hay cambio, que las crisis te llevan a buscar maneras diferentes de hacer las cosas, a intentar incluso acciones descabelladas; vivir en la zona de confort que podríamos decir ahora sería lo contrario al desorden, no nos lleva a conseguir nada excepcional, grande, poderoso… así que estoy de acuerdo con la afirmación de estos artistas… definitivamente el desorden en cualquiera de sus formas nos invita a buscar un cambio.
6.- Cuáles serían tus cinco recomendaciones para quienes quieren implementar este método en sus casas u oficinas?
Lo que le recomiendo a quien quiera comenzar a cambiar su vida y encontrarse a través de poner en orden sus posesiones con el método Konmari es:
1. Ganas, muchísimas… ganas reales porque pasamos por muchos procesos internos durante el proceso, es probable que pasen cosas durante el proceso que nos hagan replantearnos continuar (cuando yo vi mi montaña de ropa encima de mi cama tuve ganas de decirle a mi amiga que se vaya y volver a poner todo como estaba) hay cosas que posiblemente no quieran salir a la luz a nivel inconsciente, así que las ganas de cambiar nuestro lugar son lo más importante.
2. Tener un objetivo claro y profundo con relación al estilo de vida que se desea tener, buscar en el interior cómo es que se quiere vivir, cómo es la casa que siempre se soñó, qué deseo hacer en ella. Para que al final del proceso, el resultado sea como se lo visualizó.
3. Darse el tiempo que esto necesita en conciencia, ponerse un tiempo específico para comenzar y terminar el proceso de un jalón como dice Marie Kondo y respetarlo.
4. Buscar un lugar donde ir a donar las cosas que se desechen, porque si no se terminaría teniendo una pila de bolsas y cosas apiladas en un rincón de la casa.
5. Estar totalmente abierto a escuchar y ser valiente, porque este orden exterior va a darnos mensajes que si no estamos abiertos a escuchar puede llevarnos a no terminar el proceso; y la valentía para ponerse en acción con los cambios que vendrán.

Puedes lograr esta felicidad con tus espacios preferidos, este orden externo e interno. Déjate asesorar por una experta, haz tu reserva ya mismo!

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.