Skip to content

Educar para Trascender, un proyecto radial que busca tocar vidas!

1-. ¿Cómo nace el proyecto Educar para Trascender?
“Educar para trascender, descubriendo la grandeza que habita en tu interior” nace en primera instancia como un proyecto, hoy en día plasmado como un programa; un programa con fines educativo, bajo una perspectiva integral holística (cuerpo – mente – alma – espiritual y social), para comprender el comportamiento del ser humano como tal, enfocado desde la psicología, encaminado al conocimiento, los valores y la reflexión, en el cual se emite por la Radio Atlántica 88.9 FM de lunes a viernes a horas 15:00 pm a 16:00 pm, dirigido a todo público; sin distinción de edad, sexo, clase social, grado académico, política y religión. No solamente es un programa radial, sino también se pretende expandir a través de las redes sociales virtuales. A nivel radial se impulsa a una programación con diverso contenido; asesorando y/o orientando, abordando temas generales de interés de la realidad actual. Así mismo contamos con profesionales y/o autoridades de diferentes áreas, los cuales nos ilustran con sus conocimientos y experiencia. A nivel virtual, en el portal se suben videos profesionales educativos, personas transformadoras que nos ayudan a aprender cosas nuevas que busca desarrollar la creatividad, criterio crítico y el talento para lograr una sociedad de mayor bienestar. Así mismo estos videos serán interpretados en el lenguaje de señas. A través de esta fuente también aportamos con contenidos, audiolibro – libro virtual en pdf, cuestionarios o test, consejos, herramientas y dinámicas inspiradoras, gratuitas y de fácil acceso.

2-. Según los temas tratados, preguntas y solicitudes de tus radioescuchas ¿Cuáles son los tres temas básicos que se deberían trabajar más como sociedad?
En nuestra sociedad existen muchos temas que deben ser tratados con mayor amplitud, seriedad y compromiso. Sin embargo, hay temas que son frecuentes por el cual genera cierta preocupación a la sociedad. E inclusive contamos con políticas que abordan dichos temas, pero aun así la magnitud del problema es creciente.
Educación inadecuada, Salud inadecuada, Inseguridad – Crimen y Violencia.
3-. De qué manera consideras que los ciudadanos aportamos hoy a objetivos como los que trabaja tu programa?
“La educación es un arma poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, esta frase del legendario Nelson Mandela representa perfectamente como lo ciudadanos aportamos a través de la educación. Es la piedra angular, la acción primordial para que un pueblo, un departamento, un país y sus ciudadanos sean mejores. Educar es la llave del desarrollo trascendental de las naciones.
Si queremos mejores gobernantes, empresarios, maestros, periodistas, políticos, médicos, en suma, si queremos formar personas íntegras tenemos que atender mejor la educación de nuestros hijos desde la familia. Hoy somos los que somos como nación por cómo nos educaron.
Los padres y maestros, principalmente ellos, son los artífices de la educación de nuestro País.

4-. ¿Qué consejos darías a individuos y empresas que quieran ocuparse más por el bienestar colectivo boliviano?
Hacer hincapié en el “bienestar colectivo” es apostar por construir una sociedad educativa. Intervenir en el área implica actuar desde distintos ámbitos desde un enfoque integral con el único objetivo de velar por el bien común de todos. La educación nos brinda las herramientas necesarias para hacerlo.
Tenemos una educación basada en la respuesta y no en la pregunta, y la respuesta es, como decimos, el principal pilar o premisa de nuestros modelos educativos. Se nos enseña contenidos, los memorizamos para posteriormente olvidar mucho de ellos y sin embargo no se nos instruye desde la pregunta. Y es que la pregunta, al contrario de la respuesta, moviliza el pensamiento, posibilitando que las personas reflexionen y exploren posibilidades. Con la respuesta todo viene dado, en cambio, mediante la pregunta, se activa nuestro pensar: no el pensar de los demás sino el de cada persona de forma individual. Educar es estimular a pensar, con capacidad crítica y reflexiva, personas que se cuestionen, ciudadanos creativos que puedan aportar soluciones y conclusiones propias, seres con autonomía que puedan realizar un exámen de cualquier situación y también un autoexámen; en definitiva, seres capacitados y libres. Porque pensar, nos hace libres: libres en cuanto a poder gestionar un pensamiento crítico propio y libres en cuanto a poder desarrollar nuestras capacidades buscando trascender en la humanidad. Trascender implica un cambio, una mejora, es decir un proceso de transformación interno que incluye mirarse , reflexionarse íntimamente, aceptarse y respetarse a sí mismo y a los demás en su diversidad y potencialidad, e incluyente en la que todas las personas (niño-a, adolescentes, adultos, adulto mayor) independientemente de sus capacidades, a desarrollar creencias y convicciones a embeberse de una arquitectura de valores y principios, a superar nuestros propios límites, porque educar abre la conciencia, el entendimiento y la mentalidad, busca el crecimiento y la expansión como persona y no su constreñimiento evitando convertirnos así en puros autómatas.
5-. Qué mensaje personal puedes regalarle a nuestros lectores?
Una mujer soñó que entraba en una tienda recién inaugurada en la plaza del mercado y, para su sorpresa, descubrió que una persona se encontraba tras el mostrador.
¿Qué vendes aquí?, le preguntó: “Todo lo que tu corazón desee”, respondió la persona
Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, la mujer se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear: “Deseo paz de espíritu, amor, felicidad, sabiduría, y ausencia de maldad y temor”, dijo.
Y luego, tras un instante de vacilación, añadió: “No solo para mí, sino también para todo el mundo”
La persona sonrió, y dijo: “Creo que no me has comprendido. Aquí no vendemos frutos. Únicamente vendemos semillas”.
Nadie puede pretender obtener una cosecha sin haber sembrado antes. Para cosechar frutos debemos aprender que necesitamos tierra, semilla, abono, agua en la medida justa. Y así como hay semillas buenas, en esa tierra fértil, también puede caer semillas malas. El tipo de género del fruto está determinado por el tipo de semilla.
Lo mismo pasa en las personas. Lo que sembramos recogemos. Quien siembra perdón, cosecha la grandeza en el corazón. Quien siembra tristeza, cosecha amargura ¿Es nuestro interior una buena tierra para la siembra? ¿Qué tipo de semilla hemos estado sembrado en nuestro interior? ¿Qué clase de cosecha hemos observado ya en nuestra vida? Ningún ser humano viene al mundo con la “maldad” implantada en su ser. Para verificarlo solo basta con observar a los niños. Solo hay inocencia y amor. Aprendemos y desaprendemos. No obstantes, somos responsable de elegir no dejar echar raíces en nuestro ser. No seamos como árboles frondosos que escondes raíces profundas.
¿Qué áreas necesitamos ser sembradas de nuevo con buena semilla? Aun en medio de esa amarga cosecha, podemos tomar la decisión de plantar de forma diferente, con el propósito de cosechar buenos frutos. Nos convertimos en sembradores conscientes, repartimos semillas a nuestro alrededor y que a su vez repercuten a futuras generaciones.
¿Quieres un cambio en las personas? ¿Quieres un cambio en la sociedad?
Comienza por ti mismo.

Entrevista realizada por: Daveyba Justiniano Salvatierra – CEO Empodérate Consulting

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.