Skip to content

La innovación ¿Al alcance de todos?

En nuestro contexto actual se habla mucho de innovación y se considera como clave del éxito personal, profesional y empresarial, sin embargo, ¿Todos somos capaces de innovar?, y si esta respuesta es afirmativa, ¿Por qué no todos innovamos?

Este tema esta a cada momento tocando a nuestras puertas, se habla constantemente de nuevos desarrollos en todas las áreas de la vida y la misma no solo implica tecnología; se habla de innovación en la moda, en la gastronomía, en los modelos educativos, en la crianza de los niños, en la publicidad y un sin numero de actividades diarias. Pero, ¿Por qué pareciera que la innovación está solo al alcance de algunos privilegiados?

Es importante en este punto evaluar algunas características importantes de aquellos que tienen este espíritu innovador, poder descifrar talvez algunos elementos que los hacen diferentes, especiales o quizás comunes.

Cuando hablamos de innovación no podemos dejar de pensar en personajes como Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Elon Musk y quizás a personajes no tan conocidos, pero si muy influyentes en sus vocaciones como ser Gastón Acuario, Jordi Muñoz, Bre Petits, Rafael Yuste, Pep Guardiola entre otros; todos ellos se caracterizaron por un tema en común: “No permitir que el fracaso los limite a alcanzar sus sueños”.

Entonces, ¿La innovación es solo cuestión de actitud?, por supuesto que no, pero es un elemento fundamental, ya que, aunque existan todos los medios disponibles, recursos, conocimientos y habilidades requeridos, si no somos capaces de superar los fracasos no podremos seguir adelante.
Ciertamente se deben considerar otros aspectos importantes que pueden promover un ambiente que fomente la innovación, como, por ejemplo:

– Una cultura de innovación: Creando un clima que produzca un entusiasmo colectivo por la creatividad, que desafíe a asumir el riesgo sin temor al fracaso, dedicando la misma pasión a desarrollar estas habilidades y valor a quienes la buscan, como actualmente se las da a otras áreas como el Futbol, por ejemplo.
– Fomentar la educación para la innovación: Aplicando métodos nuevos para despertar el interés en los estudiantes desde temprana edad, a través del juego, haciendo de la ciencia, el arte, la tecnología, las matemáticas, aspectos divertidos.
Dejar de impartir solo conocimiento: Con la revolución del internet, se tiene a disposición mucha información y conocimiento a mano, en vez de solo enseñar conocimiento debemos desarrollar la creatividad.
– Restructurar la legislación que mata la innovación: El gran problema sobre todo en Latinoamérica es la gran burocracia y poca legislación que haga respetar la propiedad intelectual y por otra parte que el fracaso no sea castigado con procesos largos que dificulten volver a comenzar un emprendimiento.
– Estimular la inversión: Promover a través de la industria privada y las universidades un trabajo conjunto para desarrollar y fomentar la innovación, proveyendo recursos y aplicación practica de los conocimientos, no trabajando de manera individualista entre ellos.
– Globalizar la innovación: Creer firmemente que la innovación es un proceso colaborativo y no algo aislado entre cuatro paredes, además sin restricciones de género, edad o nacionalidad. (1)

Pero luego de considerar estos aspectos, volvemos a la primera premisa, mientras no se den estas condiciones en nuestro medio ¿Dejaremos de innovar?, por su puesto que no, cada sociedad tiene problemas por resolver, y es justamente en estas circunstancias donde la innovación es un motor de cambio. (2)

Los programas mas avanzados a nivel mundial destacan que la innovación parte de desarrollar y fortalecer competencias personales en esta área, no considerándola como el destino, sino mas bien como el camino a recorrer, una vez estando en él, recién lograremos entender mejor hacia donde vamos. Es bajo esta premisa que podremos ser capaces de desarrollar nuevas oportunidades e ideas, plantear soluciones creativas para resolver los problemas actuales y futuros, y estar dispuestos a actuar y crear en medio de la dificultad. (3)

Pero es importante destacar que la innovación no se debe restringir únicamente a desarrollos personales o a nivel educativo; las empresas exitosas en el mundo también pueden fomentar el intraemprendimiento que no es mas que la innovación en el seno de las empresas. Este término no es nuevo, y ya en los años 90 el investigador y empresario Gifford Pinchot lo acuño como un medio para aportar iniciativas dentro de la organización para evolucionar los modelos de negocios o crear nuevos. El intraemprendimiento o puede ayudar a modernizar y rentabilizar el modelo de negocio de la empresa matriz, como en el caso de Google: Gmail surgió por la apuesta firme de la empresa por la innovación, dejando que sus trabajadores dedicasen el 20% de su horario laboral al desarrollo de proyectos propios. En otros casos, puede originar un modelo de negocio totalmente nuevo, como en el caso de Netflix.
En este sentido los directivos de las empresas tienen un rol primordial, pues deben planificar espacios adecuados para el desarrollo de los mismos, seleccionar y formar equipos multidisciplinarios, darles autonomía e incentivos, y sobre todo asumir el fracaso si es que lo hubiera. (4)

En conclusión, no podemos pasar por alto que la innovación puede estar favorecida por muchos aspectos externos del entorno, como políticas gubernamentales, programas educativos, recursos económicos, ambientes de desarrollo profesional, sin embargo, estos elementos no deben ser un factor limitante, sino por el contrario, deben motivarnos a buscar soluciones, a utilizar los recursos disponibles para innovar, a conocernos a nosotros mismos y sin temor al rechazo o al fracaso, alcanzar nuestras metas.
Ya sea como parte de una empresa, un desarrollo profesional, personal o solo un pasatiempo tengamos por seguro que una idea puede marcar la diferencia si estamos dispuestos a vencer el temor de actuar aun en contra de las circunstancias.

Referencias
(1) Andrés Oppenheimier (2014), Crear o morir, Vintage Español, Editorial Penguin Random House Group
(2) Juan del Cerro (2020), La innovación como motor de cambio, Recuperado de https://www.entrepreneur.com/article/268994
(3) Kaospilot, Dinamarca, Escuela de liderazgo creativo y emprendimiento significativo recuperado de: https://www.kaospilot.dk/
(4) Cepynews (2021), Intraemprendimiento: innovación en el seno de las empresas, Recuperado de: https://cepymenews.es/intraemprendimiento-innovacion-seno-las-empresas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.